• Perfil

  • Sobre mí

    Apodos: Gaci y todos sus derivados

    Vivo en: Madrid

    Me gusta: correr, la fotografía, los libros

    Color: azul cielo y rojo

    Número: el 11

    Adoro: el buen tiempo, conducir con música, viajar

    Película: El efecto mariposa

    Un vicio: el hockey

    Un libro: Un milagro en equilibrio, Lucía Etxebarría

  • Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

    Únete a otros 4 seguidores

Cosas que no ocurren en la gran ciudad

Lifehouse – Whatever it takes: http://www.youtube.com/watch?v=Iawro7IfoCM

Hace unas semanas Yoli falló para correr, aun así salí yo sola con toda la pereza de mi vida diciendome que haría poquito. Y nada, hice un minifarlek que empecé y acabé en la iglesia de San Pedro, al principio de la playa de San Lorenzo. Luego me quedé ahi en el césped a hacer unas abdominales, fondos, etc… y cuando ya me aburro de mirar para el mar y empiezo a andar para casa, un señorete que estaba ahí con la caña de pescar se gira cuando paso y me dice:
 
– ¿Ya acabaste oh!?
–  …    Si, si! Que ya llevo un ratito!
– Deciame yo esta guaja vai reventar!! Venga para allá, y luego para acá!
– No no, que va! si hoy hice poquito jaja…  Y tu que tal, pescaste algo!?
– Si oh! Una ………… (nombre que no puedo recordar)
– Una qué?
– Si, una lubina oh. Bien hermosa. Mira, voy enseñatela que tengola ahí en el coche!
 
Y ahí es cuando todos pensais… si siiiiiiiiiiiiiiii,  ese lo que te quería enseñar era otra cosa!! Pues ahí voy, que aquí no se piensa tanto eso. Que en Madrid un desconocido te dice algo y no te acercas ni dándole con un palito.
 
Aquí me ha pasado que me hable un autobusero a ultima hora y acabe contandole cómo llegué a Gijón, que un abuelete me cuente que fue marinero y que tiene un hijo en Madrid con el que no se habla, o que un pescador me enseñe una lubina. Que joel, vaya susto cuando asomé la cabeza al cubo y aquel bicho saltó, jodia lubina de Dios!
 
Hoy Yoli ha vuelto a fallar y cuando estoy estirando en San Pedro dos gaviotas a mi lado se ha medio peleado y una ha salido en mi dirección con las alas levantadas y unos graznidos de mala leche… que me he movido un poquito… pero no, jeje pasó de largo porque estaba huyendo. Vamos, que aqui no me asusto por la gente y luego entre una lubina y una gaviota… ^_^
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: