• Perfil

  • Sobre mí

    Apodos: Gaci y todos sus derivados

    Vivo en: Madrid

    Me gusta: correr, la fotografía, los libros

    Color: azul cielo y rojo

    Número: el 11

    Adoro: el buen tiempo, conducir con música, viajar

    Película: El efecto mariposa

    Un vicio: el hockey

    Un libro: Un milagro en equilibrio, Lucía Etxebarría

  • Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

    Únete a otros 4 seguidores

El amor en los tiempos que vuelan

Jarabe de Palo – Me gusta como eres: http://www.youtube.com/watch?v=hAxiPFE6pqM

Hoy, viernes a las cinco, y como hace una semana, acabo de llegar de la clínica de mi colega Aitor de tratar a Mercedes, un caso rebelde que tiene y que me ha pasado. Y o se ha pasado una semana volando y estoy teniendo un deja vu, o es ahora cuando me recoge un taxi para ir al Grupo que nos vamos a Madrid. Pero esta vez no hay taxista que me cuente que hay una clienta que tiene una cafetería y le gusta ir siempre a merendar allí para verla (no sé cómo lo hago pero siempre los taxistas acaban contándome de todo), sino que si: se ha pasado una semana volando. Justo la sensación que tengo con este año que se acaba en nada.

El amor en los tiempos del cólera (García Márquez), que me acabé en el trayecto de ida.

…”Los seres humanos no nacen para siempre el día en que sus madres los alumbran, sino que la vida los obliga a parirse a sí mismos una y otra vez.”

…”Era todavia demasiado joven para saber que la memoria del corazón elimina los malos recuerdos y magnifica los buenos, y que gracias a ese artificio logramos sobrellevar el pasado”

…”Todo lo que fue del esposo le atizaba el llanto: las pantuflas de borlas, la piyama debajo de la almohada, el espacio sin él en la luna del tocador, su olor personal en su propia piel. La estremeció un pensamiento vago: “La gente que uno quiere debería morirse con todas sus cosas”.

…”Ella se asustó: sabía que un médico de esa clase estaba muy por encima de sus posibilidades, pero él la tranquilizó: “En esta profesión tratamos de que los ricos paguen por los pobres”

…””¡Rico no! Soy un pobre con plata, que no es lo mismo”

…”Otra cosa bien distinta habría sido la vida para ambos, de haber sabido a tiempo que era más fácil sortear las grandes catástrofes matrimoniales que las miserias minúsculas de cada día. Pero si algo habían aprendido juntos era que la sabiduría nos llega cuando ya no sirve para nada”

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: