• Perfil

  • Sobre mí

    Apodos: Gaci y todos sus derivados

    Vivo en: Madrid

    Me gusta: correr, la fotografía, los libros

    Color: azul cielo y rojo

    Número: el 11

    Adoro: el buen tiempo, conducir con música, viajar

    Película: El efecto mariposa

    Un vicio: el hockey

    Un libro: Un milagro en equilibrio, Lucía Etxebarría

  • Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

    Únete a otros 4 seguidores

Hay cosas que no se pueden cambiar

Pereza – Rum Rum: http://www.youtube.com/watch?v=mjmiwa74eCA

El mes pasado abriendo el curso se me ocurrió empezar a entrenar a fútbol. Es un deporte que siempre me ha gustado, pero que por la dedicación al hockey nunca pude hacer, así que pensé sería una buena oportunidad para cambiar de aires. Durante mi tercer entrenamiento echamos al final un partido contra las cadetes y al proteger una bola (perdón, un balón!) sentí cómo me iba el tobillo y me hacía un esguince, yo solita. Vaya, que fastidio, ¿esto de repente? Justo ahora que me lo estaba pasando bien… porque jugar no se me estaba dando mal, pero la verdad que en los entrenamientos no los estaba disfrutando mucho porque no tengo técnica.

El caso es que el mayor interrogante que se me planteaba al día siguiente, viendo el tobillo tan hinchado y con el hematoma que me confirmaba un esguince de 2º grado, era… ¿y el viernes que viene? Yo que iba a bajar con una amiga en coche a Madrid y me iba a dar tiempo a llegar a entrenar (hockey), y el sábado era el primera partido de la liga de 2º división, de la que este año tengo ficha.

El caso es que desde entonces decidí no volver a bajar a fútbol. ¿A quién quiero engañar? Me venía a la cabeza una escena que me gustó muchó de una peli que me pareció aun mejor, cuando estaban descifrando las cartas en clave de un asesino…

____________

___

Echándole ganas entrené el viernes con un vendaje armazón e hice lo que pude el sábado. El lunes ya estaba corriendo para ponerme a tono para el próximo partido que pudiera jugar en Madrid, y dejé de engañarme. Desde la semana siguiente empecé a entrenar con los chicos y a jugar pachangas con los de 2º. Está visto que una pasión es una pasión… y por eso mismo no se puede cambiar.

Anuncios

Una respuesta

  1. Hola he visto tu blog y he pensado que a lo mejor te interesaría participar en nuestra Revista. Es una revista de relatos fantásticos e ilustrados, que si sabes lo que significa Pulp no tendré nada más que explicarte. Buscamos más escritores e ilustradores, gente que quiera ver algo de ellos plasmado en un tomo físico. Si tu relato es publicado recibirás gratis en tu casa el número de la revista en donde haya aparecido. ¿Te intera? Si es así, entra en nuestra web, “estramboticos.es” y déjanos un comentario en el apartado epístolas. Un saludo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: